Superalimento sustituto del azúcar, Harina de algarroba

La harina de algarroba es un tipo de harina procedente de una legumbre del algarrobo.

Es utilizada como reemplazo del cacao en la elaboración de múltiples recetas, como bizcochos, galletas, tartas o bebidas, ya que se utiliza también para endulzar.

El algarrobo es muy rico en proteínas y contiene vitaminas esenciales, también tiene antioxidantes y taninos que contienen ácido gálico, el cual es un potente antiséptico, antialérgico y antibacteriano natural. La harina de algarroba proviene del fruto del algarrobo.

Tiene en torno a un 40-50% de azúcares. Principalmente fructosa, glucosa y sacarosa. Además de minerales como hierro, calcio, magnesio, zinc, silicio o fósforo. Y no contiene gluten.

Por cada 100 gramos, la harina de algarroba aporta:  

220 calorías 

48,8 gramos de hidratos de carbono, mayormente de absorción lenta 

4,6 gramos de proteínas 

0,8 gramos de grasas 

40 gramos de fibra dietética, mayormente soluble 

36 miligramos de sodio 

828 miligramos de potasio 

348 miligramos de calcio 

2,9 miligramos de hierro 

Vitaminas del complejo B: B1, B2, B3 y B9 (ácido fólico) 

La harina de algarroba puede tener entre un 13-18% de fibra. Esta fibra ayuda a que el azúcar se absorba de manera más lenta, del mismo modo que la fibra de la naranja entera ayuda a que la fructosa se absorba de manera más lenta.