Tendencias de alimentación para 2018

espaciopublicidad

Tendencias de alimentación para 2018

Estas son las tendencias para este año de alimentación. Esperamos que te gusten y las sigas.

El reciente anuncio de sanidad, pretende junto con la industria rebajar un 10% la sal, azúcar y grasa de 3.500 productos.
Los programas que alertan, como el de Jordi Évole mostrando a animales en mal estado en una granja de cerdos, con respuestas de la empresa El Pozo que se ha defendido aclarando que se trata de “un área de recuperación sanitaria”; pone de relieve que cada día somos más conscientes y que demandamos alimentos más saludables y sostenibles.

Existe una desconfianza generalizada de los sistemas regulatorios que parecen servir a la industria agroalimentaria.
Ahora tenemos más información con mejores etiquetados y conocimiento sobre los posibles efectos nocivos sobre la salud del azúcar, la sal, las grasas saturadas y otros ingredientes para evitarlos.

Este año las tendencias sobre alimentación irán sobre estas cuestiones.

Productos autóctonos
Elaboración de comida con productos locales, lo que nos ayuda en la confianza de que sean productos más frescos y que no sufren procesos que los hagan menos naturales. Proliferarán los huertos personales o urbanos para cultivar alimentos autóctonos.

 

Proteínas vegetales frente a las proteínas de origen animal
Veganos, vegetarianos, flexitarianos, esteinerianos, crudívoros…Han puesto de relieve un cambio de alimentación que elegido por muchos hará que este 2018 confirme la tendencia. El aumento porcentual de información sobre proteínas vegetales aumentó hasta un 400% el año pasado y este año será mayor.

Beber más sano
Cambio de hábito en la bebida, cada vez son más los han cambiado al agua, bebidas bajas en azúcar o incluso bebidas sin alcohol en las comidas. El vino o la cerveza retroceden ante este cambio de costumbres. Bajará el consumo de alcohol limitándose exclusivamente al ocio fuera de las comidas o cenas.

Adiós a las dietas
Estos hábitos también están cambiando tendencias de las personas que realizaban diversos tipos de dietas a una alimentación sana y variada. Se comienza a llevar la toma de decisiones saludables.

 

Productos importados
Cada día es más fácil conseguir productos de cualquier parte del mundo. La inclusión en nuestros platos habituales de esos productos que, siendo recomendados por la gente de nuestro entorno, seguirá creciendo este año. Las tendencias pronostican que aumentarán las influencias culinarias procedentes de Oriente Medio. Especias como el cardamomo y el za´atar (una mezcla de especias muy popular en Siria, Jordania, Líbano, Palestina, Israel).

 

La comida no se tira
Tendencia llamada “from nose to tail” (Aprovechar los alimentos de cabo a rabo). Más que una tendencia debería ser una obligación no desperdiciar nada. Este año se han puesto de moda los tappers, en los que muchos restaurantes te entregan los restos de comida no ingeridos de la comanda. Este año, usuarios de la mano de grandes cocineros, buscarán la fórmula de reducir todo el sobrante que acababa en la basura.

La cuarta comida
Este cambio obedece al ritmo de nuestras vidas. Realizar esa cuarta comida nos ayuda a no tener ese vacío que se produce entre las distintas ingestas. El llamado tentempié entre el desayuno y la comida o una merienda entre la comida y la cena. Es tendencia a seguir que este año ganará más consumidores.

 
A %d blogueros les gusta esto: