Helados sanos y diferentes para este verano

Helados sanos y diferentes para este verano

Este verano comenzó caluroso y te traemos una propuesta dulce para combatirlo.

Tres variedades de helado fáciles de hacer y que no por ser dulces dejan de ser helados sanos. Te aconsejamos probar:

Refrescante helado de Mango. Te ayuda a bajar peso.

Al ser antioxidante, el helado de limón ayuda al anti-envejecimiento.

Helado de ciruela que es buena para la anemia, por su alto contenido en hierro.

Mango

Ingredientes:
Helados de mango: Yogur cremoso (Os recomendamos bajo en grasa), 2 mangos maduros, 250g de azúcar, 50g de miel y zumo de pomelo.

Preparación:
Pelar los mangos.
Apartar la pulpa en un bol.
En otro recipiente incorporamos las cantidades indicadas de azúcar y miel, tenemos que ponerlo en el fuego junto con un poco zumo de pomelo.
Cuando esté en el punto que deseamos, añadimos la pulpa junto con los dos yogures.
Triturarlo todo, lo mezclamos, y lo tendremos listo para los moldes para polos.
Llevamos al congelador entre cuatro o cinco horas, estará listo para degustarlos.

 

 

Limón

Ingredientes:
Helado de Limón: Leche 300 gr., leche evaporada 200 gr., 4 yemas, azúcar 150 gr. azúcar de vainilla 1 cucharadita, sal, zumo 1 y 1/2 limón, gelatina

Preparación:
Ponemos todos los ingredientes menos el zumo y la gelatina en el vaso de la Thermomix. Para tener la base.
Programamos 13 minutos a 90 ºC
Una vez terminado, programamos 3 minutos a velocidad para que se mezclen.
Obtendremos una mezcla cremosa. Cuando vayamos a tomar el helado, echamos pedazos de esa masa en la Thermomix, agregamos la gelatina neutra y el zumo de limón y lo trituramos a velocidad 4 hasta que quede con la consistencia deseada.

Listo para tomar

 

 

Ciruela

Ingredientes:
Polos de ciruela: 2 yogures cremosos, 5 ciruelas maduras, 250g de azúcar, 50g de miel y zumo de pomelo.

Preparación:
Dejamos apartada la pulpa de la fruta en un bol.
En otro recipiente incorporamos las cantidades indicadas de azúcar y miel, tenemos que ponerlo en el fuego junto con un poco zumo de pomelo.
Cuando esté en el punto que deseamos, añadimos la pulpa junto con los dos yogures.
Triturarlo todo, lo mezclaremos, y lo tendremos listo para los moldes para polos.
Llevamos al congelador entre cuatro o cinco horas, estará listo para degustarlos.

 
A %d blogueros les gusta esto: