Alimentación – Claves para que la operación bikini no se te haga dura

espaciopublicidad

Si llevas una dieta balanceada, consigues todas las vitaminas y minerales que necesitas y no necesitas suplementos, de hecho la sobredosis puede ser peor.

Subodh Gupta

Claves para que la operación bikini no se te haga dura

Y que te cuento…

Hoy hablamos de la operación bikini y las claves para que no se nos ponga cuesta arriba.

Controla la alimentación.
Como consejo anota en un cuaderno todo lo que comas y, a ser posible, la cantidad exacta de calorías. De este modo, sabrás qué días comiste demasiado.

Comer sano.
Comida saludable, dieta mediterránea por ejemplo, sin excesos nos acercarán a ese estado para sentirnos bien y estar bien. Lo ideal para adelgazar de manera saludable es seguir una dieta compuesta por hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Marcarte metas realistas.
No intentes perder 8 kilos en una semana que seguro tendrá en tu cuerpo una respuesta rebote, además de que una dieta radical no es sana. Estricta sí pero en alimentación sana. Un meta alcanzable, de unos 2-3 kilos, la lograremos. Pero recuerda la canción pasito a pasito.

Dietas en la operación bikini.
Olvidar las dietas bajas en calorías, dietas como la Atkins reduciendo la ingesta de carbohidratos o dietas milagro como la de la piña. Estas dietas poco aconsejables y en la mayoría de los casos nada efectivas generan estrés y ansiedad por la comida, normalmente son dietas que únicamente se aguantan unos días y se abandonan.

Comer varias veces al día.
Un buen método para acabar con el estrés por la comida, comer poco y varias veces al día.
Si la alimentación se realiza durante el día en varias ocasiones, regulamos los niveles de azúcar en sangre y evitaremos el picoteo y tentaciones entre horas.

Ejercicio por salud y bienestar.
Debemos mantener sano y lleno de vitalidad nuestro cuerpo. Importante realizar ejercicios acordes a nuestras necesidades. Realizar un exceso de ejercicio nos desanimará. Realizar actividades que requieran esfuerzo físico, eliminarán ese exceso de grasa y nos ayudará a encontrarnos mejor.

Obsesión por los kilos.
Verse bien empieza por estar felices con uno mismo. Es el primer paso. Ni volverse loco con la báscula ni olvidarnos de ella, el control es bueno pero en su justa medida. Será igual de malo el estrés y la frustración. Si seguimos los consejos anteriores, obtendremos unos resultados positivos.

 
A %d blogueros les gusta esto: